Skip to main content

10.000 Litros de Leche contra la ELA

Por 14 enero 2015febrero 16th, 2015Noticias

Ganaderos alaveses se ‘mojan’ por esta enfermedad y donan el equivalente de este producto en euros a la asociación para ayudar con las terapias

¿Qué relación hay entre la leche y un logopeda? En Álava, la producción anual de una de las mejores vacas de la provincia va a ayudar a la asociación de afectados
por la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) a contratar la ayuda de un especialista que ayude a sus 17 socios a hacer ejercicios para hablar y deglutir mejor. La Asociación de Vacuno de Leche de Álava (Asgafal), integrada por medio centenar de ganaderos, les va a donar el equivalente en euros a 10.000 litros de leche, lo que supone unos 3.500 euros. Miguel Ortiz de Zárate y Santiago Fuentes estrecharon esta semana sus manos durante un acto simbólico de entrega de una vaca en la granja que la cooperativa Lagunak tiene en la localidad alavesa de Elosu.
Así, con otras 170 hermosas reses como testigos se cerró un trato que para Santiago Fuentes, un veterinario aquejado de ELA, es una manera real de ‘mojarse’ por esta enfermedad neurodegenerativa, que afecta a dos de cada 100.000 habitantes, y para la que de momento no hay cura. La campaña viral que este verano inundaba las redes sociales de fotos de famosos echándose agua helada ha sido para Fuentes «bastante decepcionante, porque la gente se empapaba pero luego no daba dinero», denuncia.

17 enfermos necesitan en Álava ayuda de logopedas y más horas de fisioterapia
La asociación alavesa de aquejados por la ELA sufre los recortes como cualquier otra y eso hace que sea más difícil para sus miembros contratar a fisioterapeutas, psicólogos y logopedas que tanto les hacen falta. Con ayudas como la de los ganaderos pueden hacer un esfuerzo más y de paso trabajar «para que la ELA siga estando en boca de todos».

Aportación particular
Ortiz de Zárate, uno de los fundadores de Asgafal, conoce a Santiago Fuentes desde el año 1983, cuando éste era un joven y avanzado veterinario que ya trabajaba con inseminaciones y trasplantes de embriones. Eran los tiempos en que había 250 ganaderos dedicados a las vacas lecheras en Álava.
Hoy están en activo la quinta parte, con las mismas cabezas de ganado y una producción que casi triplica la de entonces debido a las mejoras genéticas y tecnológicas, relata Ortiz de Zárate, que recuerda que además de donar como asociación cada ganadero hará una aportación particular a favor de la causa de Santiago.
Este ganadero, ya jubilado, fue un adelantado a su época ya que cuando apenas se hablaba por estos lares de genética él, sin saber inglés, se había suscrito a las más vanguardistas publicaciones que leía con un diccionario en la mano. «Fue el primero en hacer una inseminación a sus propias vacas en Álava », pone como ejemplo su amigo Santiago, quien aspira a concluir su tesis doctoral antes de que su enfermedad avance más.

Miguel Ortiz de Zárate y Santiago Fuentes sellan el acuerdo.

Miguel Ortiz de Zárate y Santiago Fuentes sellan el acuerdo.

ACCESO SOCIOS